Un paso a la vez

 


Empezar una historia para inspirar no siempre es fácil, conectar con la persona detrás de una máquina por medio de letras mucho menos, pero hoy quisiera intentarlo contándoles que si es posible ver hacia arriba, soñar y lograrlo.

Tengo 31 años de edad y me desempeño como arquitecto de soluciones Cloud, he apoyado a empresas en mi país con más de 1000 empleados y los últimos años a empresas en otros países como Colombia, Perú, Chile, México, Estados Unidos, España y Australia. Quizá soy un perfil muy común o quizá no, quizá la pregunta es por que empecé mencionando que es posible ver hacia arriba, pues déjenme contarles un poco más de mi.

Crecí en un lugar muy alejado de mi país llamado Puerto Francisco de Orellana el Coca, el oriente de mi país, ahí hace más de 25 años se divertía un chico descalzo, corriendo por calles de tierra, con muy pocas casas y personas. Un lugar en que nos divertíamos correteando una llanta vacía con un palo o escalando árboles o jugando canicas o como les decíamos "bolichas". Por cuestiones de la vida este chico tuvo que llegar a la capital y con unos padres casi sin dinero y sin trabajo, empezando desde abajo como comerciantes me permitieron empezar un curso de computación el cuál hoy para mi es mi mayor logro

Ese curso despertó mi pasión por la informática, pasión que a pesar de haber estudiado en un colegio militar en el que me dediqué al atletismo, al final no se apagó. Llegué a la Universidad con muchas ganas pero con mucha inmadurez, cometí muchos errores que me llevaron dejarla e iniciar en una nueva. Entonces dejando atrás los errores cometidos empecé de 0, dejé a un lado las distracciones y paso paso fui conquistando esa meta que se me hizo larga, hasta que por fin me gradué como Ingeniero de sistemas.

En mi Universidad tuve la suerte de encontrarme con increíbles tutores, y bajo la guía de uno de ellos ingresé a un grupo de estudio llamado UPS.net. Ese grupo marcó un antes y un después de mi vida, ese grupo me permitió empezar mi primera experiencia laboral en Microsoft. A partir de ese momento me he dedicado a prepararme poco a poco, entendí que tenía que pulir mis habilidades y entonces trabajé como preventa para aprender de licenciamiento y luego acepté mi primer trabajo como consultor, valoré la experiencia antes que el dinero, me intereso el uso que se podría dar a la Power Platform y decidí enfocarme en eso, años más tarde quise publicar un curso y me arriesgué a escribirle al CEO de una empresa que para mi marcará la educación Platzi, así me convertí en profesor y grabé mi primer curso online y nuevamente paso a paso fui aprendiendo más y más puliendo mis habilidades.

Hasta que llegó el 2020, vaya año para todos seguramente fue muy complicado, en mi país muchos perdieron sus empleos, la vida se tornaba más compleja, muchas muertes y demás, en fin un año complejo, pero en medio de tantas noticias malas sabía que no me podía detener así que seguí aprendiendo, empecé a asistir a más entrenamientos en línea, cada sesión de certificación no la dejaba pasar por alto y empecé a certificarme oficialmente en las ramas que consideraba que manejaba bien. Así fue como por cada título puesto en mi perfil de Linkedin obtuve una certificación oficial.

Power Automate Certificate Microsoft 365 Certificate Microsoft AI certificate Azure Fundamentals

En las mañanas trabajaba y tenía reuniones una tras otra, seguro muchos se identificarán con que encerrados no teníamos hora de salida, pero sin importar el cansancio seguí, y en los fines de semana y por la noches empecé a colaborar en el foro oficial de Microsoft de Power Automate, seguí por varios meses más hasta que un mes una persona que vio algo en mí dándome la oportunidad de convertirme en MVP y aquí estoy, escribiendo mi experiencia de aprendizaje para todos ustedes, esperando que si al menos llego a inspirar a una persona a seguir preparándose sin importar nada, la tarea estará completa
 
Y aquí sigo aprendiendo más y más por que aún me hace falta mucho más por saber, mucho más!! y espero con la bendición de mi madre y acompañado del Flaco (Dios o Jesús para mi) tenga la fuerza, la salud y la vida para abrir más caminos a todos los que pueda.

Al final de la preparación todo llega.

Christian.

Publicar un comentario

0 Comentarios